Pascualete y Lepanto:excelencia y tradición

Renovarse o morir. Innovar y diferenciarse. Son algunas de las claves para seguir vivo en el mercado y poder aportar algo distinto que motive al consumidor.

Con esas premisas, las empresas González Byass y Finca Pascualete se han propuesto armonizar dos de sus productos para formar una pareja ganadora: Brandy Lepanto y queso Cumbre.

Año y medio ha durado la aventura en la que han hecho pruebas con alguno de los quesos, la más prometedora era su ya famosa Retorta, pero no obtuvo los resultados que se esperaban. Finalmente, el elegido, Cumbre, es un queso semicurado de leche pasteurizada con un sabor limpio y alguna nota floral.

Quesos Finca Pascualete

Por su parte, González Byass aporta su Brandy Lepanto Gran Solera Oloroso Viejo (ahí es nada ). Está elaborado con uva Palomino fino y destilado en la propia bodega. Hay que destacar que las holandas de Lepanto envejecen en bota de roble americano durante doce  años mediante el sistema tradicional de criaderas y solera que previamente tuvieron Tío Pepe. Se añaden tres años más en botas donde reposaron olorosos secos de treinta años de la propia bodega.

Cuatro meses son los que está el queso al vacío junto a Lepanto (le han  bajado un poco el alcohol) ,los que han decidido  ambas empresas. El resultado es un queso lleno de matices, elegante , de largo recorrido y con una acidez muy equilibrada que sorprende.

El queso sorprende por sus matices , una acidez elegante  y retrogusto largo  que incita a degustar otro trozo.

Esta unión responde a los valores que ambas firmas comparten: excelencia, tradición familiar y origen centenario.

Para su presentación contaron con Diego Cabrera en el local que regenta desde hace un año y medio, Viva Madrid, taberna nacida en 1856. Lavada la cara y bien peiná,  “es una taberna inusual” nos dice Cabrera.

 

A parte de servir un tapeo castizo que sorprende por su sabor, garbanzos, tortilla, croquetas muy muy buenas entre otras cosas, aquí también se sirven cockatils. Y la media combinación es la reina.

Por último, a todos los asistentes nos llevaron a  Gurú Lab, su nuevo espacio de trabajo donde se pueden hacer presentaciones, masterclass, formaciones…

Una zona basada en la creatividad donde sin miramientos nos puso a elaborar dos cocktails con Lepanto que acompañamos con el nuevo queso. Fin de fiesta con el tapeo castizo de Viva Madrid. ¿Qué más se puede pedir?

Baúl

Se comercializa en un baúl de diseño con ambos productos que se puede encontrar en el Club del Gourmet. Un regalo con estilo y de edición limitada. No podía ser de otra manera.