Kasanova: el placer de la comida italiana

Comer en un restaurante italiano en Madrid es muy fácil, comer buena cocina italiana con unos precios competitivos  y producto de calidad es más complicado.
Desde el 2007 el Restaurante Kasanova lleva trabajando productos italianos de extraordinaria calidad a parte de un servicio esmerado y profesional. Tras varias intentonas, acabé comiendo en el boulevard y la verdad es que superó todas las expectativas que me habían creado mis compañeros de profesión.

Siguiendo la tradición italiana, antes de los platos principales, nos decantamos  por un antipasti. Comenzamos con una Burrata  di Puglia, “la reina de las mozzarellas”: aceite, orégano y pimienta para unas de las mejores del mercado. 
Negrini es su proveedor (ayer celebró su 25 aniversario) y sigo pensando que es la mejor del mercado. Sin duda.
Como quería probar varios platos, Guillermo (propietario y alma mater del restaurante)  me preparó,  en  pequeñas porciones,  algunos  especiales de su carta.
Los “Linguine alla crema di tartufo & fungui “son espectaculares y ya nos descubre la maestría en esto de la pasta: al dente. Excelente combinación de crema de trufa, champiñón, nata y queso parmesano.

No dejen de probar  la focaccia, sorprendente, jugosa….nada de esos mazacotes que te ponen en otros lados.

En cuanto al vino, disponen de una gran carta, incluidos vinos italianos, sí, vinos que no son sólo Lambruscos. Puedes pasearte por Campania, la Toscana, Piamonte, entre otras regiones, con vinos escogidos cuidadosamente.

El siguiente plato es el “Fagottini formaggio e pere” (Saquitos rellenos de queso y pera, con crema de gorgonzola). De nuevo la pasta  en su punto y el relleno sorprende, te incita a seguir comiendo. Una acertada combinación que equilibra el conjunto.

Los “Pappardele Cinghiale” con ragú de jabalí, picante y parmesano es un plato equilibrado a pesar de lo que se pueda pensar, redondo en texturas y sabores. Rotundo en todos los aspectos.


Kasanova también es famoso por sus pizzas, y para no dejar de probarlas tomé dos minis. Pero que  no os engañe el nombre, una maravilla de  masa, suave y ligera que me recordó a las de Jesús Marquina (Marquinetti)

“Prosciutto e fungui”, con champiñón laminado fresco, jamón y orégano y la segunda de boletus. Ahí es nada.
Todo ello lo pudimos acompañar con un Luis Alegre del 2012

Por falta de tiempo no hubo postre ese día, pero no os preocupéis, volveré pronto,Una de las razones es ese postre que no pude probar, y otra, más llamativa para mí que soy de salado, su ya famoso » Linguine con carabineros y gambas»

Quiero también destacar la calidad de los quesos italianos utilizados en los platos de pasta.Todos ellos extraordinarios y aportan un extra en todas las elaboraciones
Como colofón a todo esto , Kasanova dispone de la más extensa carta de destilados de España y quizás de Europa.
Unas 117 referencias de ginebra,220 de whiskies o 240 de rones por ejemplo. Añade también vodka, tequila,grappa,cognac..Un verdadero mundo para el «`postre de adulto»
Una cuidada selección con la que disfrutarás la sobremesa
Precio medio:36-40 €
Restaurante Kasanova
C/Alcalde Sáinz de Baranda 44
38009 Madrid



Deja un comentario