El gran día de Castillo de Canena

Hablar de  Castillo de Canena es nombrar a una empresa de referencia en la alta gastronomía por la elaboración de algunos de los mejores  aceites extra vírgenes del mundo.
Es seguir hablando  de la “Mejor compañía oléica del mundo”  nombrada recientemente por la Guía Flos Olei 2016 y que además ha seleccionado sus aceites extra vírgenes como los mejores del planeta al otorgarles la máxima puntuación (98 puntos) por cuarto año consecutivo.
Otro de sus aceites, el Arbequino al Humo de Roble, recibió el Sofi de Oro (uno de los premios más prestigiosos en cuanto a la calidad se refiere en EEUU) en New York el pasado verano en la Fancy Food… Y así podríamos continuar durante bastantes párrafos.
Con este currículum de excepción presentaron su Primer Día de Cosecha  en el marco incomparable del Teatro Real , Madrid  con la firma y presencia de Raphael, quien diseñó la etiqueta de ambas botellas.
Las ya inigualables botellas color cereza características de este primer día de cosecha,  tienen un toque purpurina de celebración por estos diez años, las estrellas de la jornada con una puesta en escena espectacular.
Una vez más las mejores aceitunas en el momento óptimo de maduración para esta edición limitada que según Rosa Vañó, directora de Marketing y Comercial de la marca ;“ solo alguien capaz  de percibir la magia y la belleza del olivo y su entorno, y entender la energía  y el esmero que año tras año el cosechero pone para lograr los zumos más fragantes, equilibrados y complejos, es capaz de plasmar en el escueto espacio de una etiqueta la síntesis de todas las emociones y pasiones que emanan de ese día tan especial de la recolección de las primeras aceitunas de la cosecha.”

Primer Día de Cosecha Arbequino es un aceite denso, con un frutado de aceitunas frescas donde sobresalen los aromas herbáceos y con un color verde dorado. En boca un agradable  amargo y  ligero acorde  con toques verdes de manzana, plátano y un toque cítrico.
Prímer Día de Cosecha Picual  aparece con  un verde  intenso. Muy complejo en nariz, con una frutado intenso a hoja de olivo, higuera, tomatera y alcachofa. 
Ya en boca   se presenta con una entrada suave, amargor y picor agradables y equilibrados con retrogusto muy complejo a almendra, alcachofa, hoja de higuera, manzana y plantas del campo.
Según Francisco Vañó, Director General de Castillo de Canena, “son dos aceites muy potentes, procedentes de pagos especialmente elegidos, con mucha personalidad, de excelente calidad sensorial, extraordinaria fragancia, muy elegantes y de gran armonía”
No es casualidad que haya sido Raphael, gran  defensor del arte y de la gastronomía española de calidad, el elegido para este décimo aniversario.
Como jienense, Raphael “se siente especialmente orgullosos de desde Jaén- como Castillo de Canena- se pueda llegar al resto del mundo y triunfar con esfuerzo y tesón”

De nuevo todo un éxito gracias a un espectacular equipo humano con el que cuenta Castillo de Canena que, con  cuidado, cariño , dedicación y profesionalidad miman el producto  desde el inicio del proceso.

Sí, sin duda alguna estos aceites son un escándalo señores.
Nota:fotografías facilitadas por Castillo de Canena

Deja un comentario