Taberna Verdejo:Culto al producto

Creo que de todos mis compañeros he sido la última en aparecer por Taberna Verdejo. Y no era por ganas ya que los comentarios eran cada vez mejores, simplemente por agenda. Esos comentarios siempre acababan diciéndome ¿pero aún no has ido?
Hace un par de meses dos de mis italianas preferidas, Laura y Claudia me citaron para comer  y consiguieron mesa en el último momento en Verdejo. Era nuestro día de suerte y había que aprovecharlo.
Me llamó la atención el espacio: pequeño  y con una decoración fresca, acogedora y elegante.
Por fin conocí a Marian y Carmen, las directoras de esta orquesta. Creo que ya todos conocen a ambas, (vienen con unas alforjas  llenas de experiencia  de El Olivo o Arce, por ejemplo) quienes se han lanzado a esta maravillosa aventura.
Recientemente he vuelto a comer allí, por lo que haré un resumen de ambas visitas con los imprescindibles.
La carta de Verdejo  no te complica la vida, es sencilla y clara. Eso sí, descubrí  ya entonces que de las mejores cosas que puedes hacer en este restaurante es dejarte asesorar y escuchar sus fuera de carta, para mí, los fuera de serie de Taberna Verdejo. 
Añade algo muy importante, en todos sus fuera de carta te “cantan” el precio del plato. ¿Cuántos restaurantes lo hacen? Pocos, muy pocos. Tomen nota por favor.
Primer imprescindible: sus escabeches. No hay que dejar pasar ni uno. Es más,  si me permites una sugerencia  deberías ir un día exclusivamente a comer escabeches y embutidos. 
El de solomillo ibérico en escabeche trufado  es espectacular y la crema de batata que   lo acompaña lo realza. 
Espera que llegue la temporada de caza, dicen que es otro de sus fuertes (habrá que ir a comprobarlo, ¿no?)
En mis dos visitas tuve la suerte de encontrarme con Navajas de buceo. A la plancha y con un buen aceite resultan deliciosas, fáciles de comer y con todo su sabor.  
Otra de las premisas de Verdejo es el producto, el excelente producto. No hay que enmascararlo ni hacer grandes malabarismos con él, se impone el poder de lo simple y en cada plato el protagonista se luce.
Y para muestra un botón, este sensacional tomate con cebolla morada y Aove. ¿De verdad hace falta más?
Segundo imprescindible: Albóndigas de Sepia y Cazón sobre caldo Ibérico. Si Marian y Carmen quitan este plato de su carta, salgo en manifestación por la  Gran Vía. Y están avisadas.
Puedo jurar que si me dan una docena de esas albóndigas y un litro de su caldo soy la mujer más feliz del mundo. Una maravilla en boca que conmueve. No digo más.
Pude disfrutar de un Pargo  que estaba en su punto perfecto (gracias Miguel por el platazo), esas cosas hay que aprovecharlas.



Ya sabemos que la casquería está de moda (afortunadamente para los que nos apasiona) y en Verdejo puedes disfrutar de unas Mollejas salteadas o de las Manitas deshuesadas  con Mostalcaparra.
Tercer imprescindible: ¡Atrévete  con vinos generosos! Taberna Verdejo dispone de una carta  con muchos de los grandes Vinos de Jerez que armonizan estupendamente con su carta.
La oferta es muy atractiva,(  no sólo en este tipo de vinos), y los precios son acordes  a su carta.
No te dejarás la cartera tranquilo, algo que, por cierto, también se agradece. Cada vez son más los hosteleros que ponen los precios  en consonancia con la demanda y no intentan que la botella de vino  compense la merluza que no se vende (palabras textuales de un amigo chef)
Si has dejado sitio para el postre tendrás dónde elegir. Caseros y el final perfecto. Una panacota o en su defecto un «pie de limón» harán las delicias de los golosos.
En caso contrario, otra recomendación personal: tabla de quesos. Una selección cuidada y en su perfecto  momento de maduración.
O te puedes arriesgar como yo pidiendo  para acabar mi Tokaj  un platito de las primeras Piparras que han llegado, cuestión de gustos .
Hay voces que dicen que cuando está lleno se vuelve ruidoso aunque yo no comparto este comentario. Las dos veces que he ido estaba  completo y el ruido o las charlas del resto de comensales son los que hacen el ambiente de una taberna que se precie.
Por cierto, si   no hay mesa y te ofrecen barra no lo dudes. Un lujo ver como se mueven Marian y Carmen  entre botellas, platos y demás menesteres propios.Por no hablar de la exclusiva  vista de la cocina.
En definitiva, un lugar donde sentirse como en casa, donde el producto es el protagonista, el servicio impecable y profesional  para con todos los clientes.
Hay nueva carta ya, ¿cuánto vas a tardar en ir?
Nota importante: se recomienda reservar con antelación.
Ticket medio:45-50 €/persona
Taberna Verdejo
C/ Espartinas 6
Madrid

910 11 22 48

Deja un comentario