El Sainete, paraíso de la cerveza

Que la cerveza artesana está de moda ya lo sabemos todos, pero desde hace tiempo ha pasado a ser tendencia y cada día aumenta el número de locales que están abriendo  así como los adeptos que se suman a descubrir un nuevo mundo.
Una de las últimas aperturas en la capital se llama El Sainetey es especial por diversos motivos.
El primero es que sólo puedes beber cerveza, y buena cerveza artesana oye.
No sólo en botella, tienen 20 grifos pinchados de cerveza de barril de todo el mundo para que puedas catar y disfrutar a un precio económico de algunas de esas cervezas que algunas veces no te puedes permitir.
El local es divertido, informal. Mesas altas y una gran barra para pasar luego en la planta de abajo a unas mesas un poco más formales y un gran reservado que hará las delicias de grupos de amigos y eventos varios.
El objetivo es difundir la cultura de la cerveza, y vaya si lo consiguen. Yo fui con Cacho Rivero, gran profesional de la Hostelería a quien no le gusta mucho la cerveza y, tras la sorpresa inicial de “¿aquí no sirven vino?”, disfrutó de la comida catando 6 cervezas a cada cuál mejor que armonizaban perfectamente con cada plato.
Insisto para que no haya equívocos: NO hay vino
En segundo lugar, la comida.  Fran Vicente es quien está a cargo de un equipo de ocho personas en la cocina y quien despliega todo un arsenal de platos para compartir. Platos de siempre con su toque mágico.
Fran no es nuevo en todo esto. Jefe de cocina de Coque, Cocinero en dos Paradores, entre otros restaurantes, y su paso por Top Chef (quizás lo más recordado, pero no por ello lo más importante) son algunas de sus referencias.
Creo que a Fran se le conoce también por su pepitoria (pon su nombre en Google y aparece identificado con este plato). Y no es para menos, uno de los platos estrella que pude degustar: Pechuga de corral en pepitoria con trufa. Un plato redondo.
Pero más allá de este plato pude deleitarme con unos espectaculares mejillones en escabeche templado (para repetir varias veces) y un queso fresco de Cantagrullas con cerveza Passiflora para comenzar el festín.
Imperdibles son sus croquetas de Jamón, de las mejores que he probado. Sutiles, delicadas y adictivas. Sí, he dicho bien, adictivas.
En su carta aparece el guiso del día y algunos platos que no se encuentran en ella, pero siempre hay que preguntar. No podía dejar pasar la oportunidad de probar el guiso de cardo, vieras y alcachofa que tenía ese día para reconfortar cuerpo y alma (¡cómo estaba el cardo!)
Si eres amante de los callos ya tienes otra excusa para pasarte. Melosos lo acompaña con crujiente de hummus y garbanzos fritos. Curiosa la combinación de callos y cerveza. 
Para mí gusto le faltaba un poco de picante, pero no hacerme caso que me gustan así desde que mi madre Hortensia me aficionó a ellos desde bien pequeña.
Son los callos de Fran, callos como Dios manda con todos los elementos imprescindibles.
Para terminar los platos fuertes, nos sorprendió con una ventresca con guiso de tendones, fruta de la pasión y manzana. Si alguna vez te lo ofrecen no dudes en pedirlo. ¡Brutal! El bocado perfecto cuando unes todos los ingredientes ya que, sencillamente, explotan en la boca. 
Producto, producto y producto…Técnica y amor por la cocina.


De los postres me quedo con las fresas guisadas. Tras probarlas me he vuelto adicta a ellas y fue bastante difícil dejar de comer mientras hablábamos, por no decir que no quería compartirlas con mi acompañante. (Sí, lo confieso).Y para muestra un botón; no me dio tiempo a hacer foto.
Curioso los borrachitos de anís con Helado de Yuzu y muy madrileños los pestiños suflados con helado de canela.
Todos los platos fueron de la mano con distintas cervezas que iban a la perfección y cumplían su labor: limpiar paladar, aportar matices distintos, equilibrar…Trigo, doble fermentación, americanas, europeas, Porter,Ipa.
El servicio de sala atento y servicial, aunque necesita aún un poco de rodaje
En definitiva, un nuevo espacio donde Fran Vicente gastronómicamente hablando se luce con su cocina, dando un soplo de aire fresco a las nuevas aperturas de Madrid, en un espacio para los amantes de la cerveza (y/o aquellos que quieran descubrir un lugar diferente) y de la buena comida para compartir.
 Dará que hablar muy pronto.Cocina de calidad ,de autor tradicional y lo mejor de la cervezas craft internacional
Notas curiosas: Busca en la carta de cervezas las maravillas. ¿Pagarías 130 €por una botella de cerveza? Pues haberla, hayla.
Atrévete con la cata de 6 cervezas por 10 €.No te defraudará.
Ticket medio:35-40 €
Restaurante El Sainete
C/Segovia 8 esq Calle del Cordón 5
Teléfono:918 19 58 08

Deja un comentario